Wüsthof

Menü

Siete generaciones – Una empresa / Capítulo 7

La 7ª generación

Durante este año vamos a presentar en esta sección una sinopsis de las siete generaciones de la familia Wüsthof, que han intervenido hasta la fecha en el desarrollo empresarial. Hoy nos toca abordar el hasta ahora último capítulo de esta crónica. Hemos llegado a la 7ª generación familiar, la actual.

Harald, el hijo de Eduard Robert, se incorporó a la empresa en 1994 y fue nombrado en 1997 socio responsable personalmente, junto a su tío Wolfgang.. La automatización fue su eje central en sus primeros años.
La progresión se aceleró tanto que pronto la nueva fábrica del viejo emplazamiento comenzó a acusar el esfuerzo. En una de las áreas industriales de Solingen, la de Lindgesfeld, se localizó no solo una nave de producción apropiada, sino además también un terreno extenso para ampliar la edificación.

Así es como surgió la factoría 2. Toda la fase de preproducción se desarrolla allí: la forja por recalcado (un nuevo procedimiento), el recorte de la pieza bruta por láser, el endurecimiento y revenido, el afilado y pulido de las hojas.
Y se mencionan tan solo algunos de los muchos procesos de trabajo. En la planta central de la Kronprinzenstraße se efectúan la fabricación final, cuyo componente básico es el montaje de los mangos, la logística y la administración.

En 2005, Wolfgang se retiró a un segundo plano, como socio comanditario, tras 45 años de actividad. Harald pasó a ser el socio con capacidad exclusiva de gestión. Y ahora, a comienzos de 2014, cuenta con el apoyo de Viola, la hija de Wolfgang, en esta función. Dos competentes miembros de la familia Wüsthof son ahora la garantía de una exitosa continuidad en la ya larga tradición familiar.

La fábrica del tridente está actualmente considerada como una de las mejores del mundo en cuchillería. Se producen 9 series de cuchillos forjados y 3 de cuchillos estampados. Casi todas las fases de trabajo están automatizadas e interconectadas entre sí. Se emplean 112 robots. Precisión y máxima calidad son las divisas prioritarias.

Así, de este modo, hemos llegado al término de nuestros dos siglos de historia. La continuación de todo ello podréis conocerla como lectores de esta bitácora digital de forma directa. ¡Esperamos con impaciencia poder celebrar los próximos 200 años!

What do you say? Currently 0 comments. Join the discussion!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>